¡Vive Hoy!


La vida está compuesta de tiempos; momentos que van, vienen y tienen comienzo y fin. La Biblia nos muestra cómo darle el mejor sentido a la vida el día de Hoy. En el libro de Eclesiastés, podemos tomar consejo departe de su autor, quien fue el Rey más sabio que haya reinado, El Rey Salomón. En este libro, él toma apuntes y notas sobre los ciclos de la vida. Una de sus observaciones es el uso y propósito de los tiempos. La versión TLA de la Biblia usa la palabra "Hoy" y "Mañana" en Eclesiastés 3, lo cual me llama la atención, pues así se mide el tiempo disponible que aún le podemos dar uso. Frecuentemente oímos decir que lo mejor está por venir y aunque eso es Fe (la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve), me atrevo a decir que Dios tiene lo mejor para nosotros HOY. Tu mejor salud es Hoy, tu mejor familia es Hoy, la mejor iglesia es Hoy, tu mejor relación con Cristo es Hoy. La vida ni se puede bastar de una experiencia pasada, una niñez o juventud, un recuerdo, etc. Y para lo contrario, la vida tampoco se vale del mañana o el algún día, pues no somos garantizados la semana que entra, la próxima Navidad, el cumpleaños de nuestros seres queridos, etc. Tenemos que tener cuidado de dos ladrones que nos podrían estar robando nuestro presente, El Ladrón de Ayer y el ladrón del mañana. Jesús dice que tomemos el día por lo que es y que no nos preocupemos por el mañana. ¿Apoco le vamos añadir más tiempo al día si nos angustiamos mas? Claro que no! Más bien, Jesús dice que mejor busquemos primeramente (y presente-mente) el reino de Dios y su justicia, y todo lo demás se nos será añadido. (Mateo 6:27, 33 y 34) Es de sabios sembrar en esta vida y cosechar en la eternidad. Dios nos ha dado un regalo, Hoy. Vívelo, aprovéchalo y disfrutemos el amanecer del nuevo día. Vivamos cada momento para la Gloria de Dios. Te dejo con estas notas del cuaderno de él Rey Salomón.


• Lo mejor que podemos hacer es comer y beber, y disfrutar de nuestro trabajo. He podido darme cuenta de que eso es un regalo de Dios, pues si no fuera por él, ¿quién podría comer y estar alegre? Eclesiastés 2:24-25


• Hay esperanza solo para los que están vivos. Como se suele decir: «¡Más vale perro vivo que león muerto! Eclesiastés 9:4


• Lo que hayan hecho en su vida —amar, odiar, envidiar— pasó ya hace mucho. Ya no son parte de nada en este mundo. Así que, ¡adelante! Come tus alimentos con alegría y bebe tu vino con un corazón contento, ¡porque Dios lo aprueba! ¡Vístete con ropa elegante y échate un poco de perfume! Eclesiastés 9:6-8


• Todo lo que hagas, hazlo bien, pues cuando vayas a la tumba no habrá trabajo ni proyectos ni conocimiento ni sabiduría. Eclesiastés 9:10

Tu Amiga, Marla

121 views0 comments

Recent Posts

See All