¡No somos ordinarias!


Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.

Efesios 2:10


Cuando mi hijo era pequeño, recuerdo que siempre cantaba una linda canción que decía algo así: “Yo soy especial, yo soy especial, no hay nadie como yo, soy único”. Desde muy chico él fue enseñado en la escuela y por nosotros que era una obra maestra hecha por Dios con dones y talentos propios y únicos para hacer una diferencia en las vidas de las personas donde quiera que él vaya. Qué importante es para nosotras recordar esta verdad diariamente. Nosotras no somos personas ordinarias, somos personas especiales y Dios nos hizo perfectas. No estamos aquí sólo para llenar un vacío, sino que estamos aquí para cumplir un propósito. Recuerda, ¡eres especial y no hay nadie como tú! Existe gente que necesita conocerte y ser impactadas por los dones y talentos que Dios ha depositado en ti. Así que te animo a que reconozcas que eres una bendición a las personas a tu alrededor. Es mi oración que seas un instrumento lleno de su amor, gracia y bondad para que puedas brindar eso mismo a todas las personas y puedan ver en ti la obra maestra que eres, hermosa en todas las formas.


-Carolina Pflucker


43 views0 comments

Recent Posts

See All