Naciste Para Volar




Un gusanito triste platicaba con un saltamontes, y con lágrimas y voz cortada le contaba su historia y le decía: He mudado mi piel porque la anterior ya tenía un cayo y me dolía mucho, he recorrido un gran camino y me he sentido solo, no tengo familia, he tenido que resistir porque vino un torbellino y me arrastró y ahora estoy en un lugar desconocido cuando apenas me estaba adaptando al lugar donde estaba. Ayer sentí un poco de dolor y me di cuenta de que el paso del torbellino me dejo una grieta en la piel y ahora debo mudar otra vez. Estuve en un camino donde había mucha gente y por momentos sentí como si un gigante me fuera a aplastar, pensé que me pisarían; pero avance con gran fuerza y sobreviví; las espinas de mi piel se han hecho gruesas y en la oscuridad de la noche casi no he podido ver. Y al verte a ti he pensado: ¿Si Yo fuera como él?; Porque tú puedes saltar, brincar a donde tú quieras, recorrer distancias y conocer otras tierras. Pero Yo ya estoy cansado de arrastrarme, ya no quiero Vivir así. Y el saltamontes con gran entusiasmo le contestó:

¡Amigo!; Aún no has entendido que no naciste para arrastrarte toda la Vida, que estas en un Proceso y que pronto vendrá tu transformación lo que has pasado no es nada en comparación de lo que vendrá. Aún falta un poco de tiempo, aun experimentaras otros cambios que te ayudarán a crecer, a madurar y a ser más fuerte.

Cada proceso sacará lo mejor de Ti pues fuiste diseñado con un propósito, desde el principio fuiste creado para ser una hermosa mariposa. ¡Disfruta tus cambios! No tengas miedo pronto vendrá tu transformación (Metamorfosis) y Yo desde aquí contemplaré como sales de tu capullo y como tus hermosas alas de colores te elevan y te llevan alto; Se extenderán y te llevaran a otros lugares y desde otras dimensiones verás con nostalgia y felicidad el territorio que hoy te hace crecer. (El pasado) ¡Anímate y Resiste! Y cuando estés allá arriba no te olvides de Mí.

Job 8:7 Y aunque tu principio haya sido pequeño, Tu postrer estado será muy grande.

Salmo 55:6 Y dije: ¡Quien me diera alas como de paloma!

Volaría Yo y descansaría.

-Clara Alvarado



82 views0 comments

Recent Posts

See All