¿Lo conoces?

Updated: Apr 26, 2020

Porque yo, el Señor tu Dios, te he tomado de la mano; yo te he dicho: “No tengas miedo, yo te ayudo.”

Isaías 41:13


Porque yo, el Señor tu Dios, te he tomado de la mano; yo te he dicho: “No tengas miedo, yo te ayudo.”

Isaías 41:13


Todos en la vida o bien hemos experimentado o experimentaremos la sensación de miedo y el hecho de necesitar ayuda. Por ello es de suma importancia y valor escuchar estas palabras: No temas, yo te ayudo. Porque, ¿a quién no le gusta escuchar palabras de aliento? Especialmente si vienen de alguien en quien confiamos. Pero, ¿sabes? No basta con que provengan de alguien en quien confiamos, qué mejor si sabemos que ese alguien sin duda tiene la capacidad de ayudarnos. Si bien hemos oído decir que “del dicho al hecho hay mucho trecho”, hay alguien a quien definitivamente no aplica ese dicho, pues sin duda lo que dice que va a hacer, lo hace, y lo que ha prometido,lo cumplirá. Ese alguien es Dios.

Seguramente estás familiarizada con ejemplos de la infancia como cuando un padre le dice a su hijo que se aviente a la alberca porque estará ahí para cacharlo al brincar; o de aquel que está al pendiente de la hija que está por aprender a andar enbicicleta por ella misma, sin la ayuda de las llantitas laterales; o tan sencillo pensar que habrá unas manos más grandes para tomar de las pequeñas manos de un bebé cuando comienza a dar sus primeros pasos. Y es que en todas esas circunstancias siempre hay alguien presente para ayudar a no caer, hay alguien ahí listo para entrar al auxilio en el momento adecuado.

De la misma manera es Dios, el mismo Dios que creó al ser humano, los cielos y la Tierra, y todo lo que en ella existe, ese mismo Dios Todopoderoso te está diciendo: NO TEMAS, NO tengas miedo, No te angusties. ¿Y sabes por qué te lo dice? Porque Él sabe que llegarás a estar en esa situación de temor, o de necesitar ayuda. Así que debes saber que Sus promesas son reales ayer, hoy y por siempre, no sólo en los tiempos actuales de Covid-19, sino todos y cada uno de los días que tengas vida. Dios te dice: Yo te ayudo, te ayudaré, soy tu auxilio, cuenta con mi ayuda. Y hay evidencia sin fin de que Su palabra es verdad. Te invito a creer y confiar que ese Dios, quiere ser tu Dios y mostrarte que cumple lo que dice.

No hay nada que a Dios se le escape ni lo tome por sorpresa. Qué hermoso saber que Dios no quiere ser un Dios de pared, de fantasía, de cuento, de religión, lejano y ajeno a mis necesidades. Él quiere ser tu Dios personal. Él mismo te lo dice: Yo, el Señor tu Dios quien te toma de la mano… para sostenerte, para no dejarte ir, para guardarte segura, quiere que sepas que dondequiera que estés, tener y estar en Su presencia es el lugar más seguro que puedes estar. ¿Lo conoces?


LIzania Paredes



91 views0 comments

Recent Posts

See All