Llamada a amar




Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento.

Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos.

Marcos 12:30-31




El Amar a Dios con todo nuestro corazón, mente y fuerza, creo es el deseo de todo creyente y el amar a nuestros semejantes también, la pregunta es ¿cómo hacemos esto? ¿Cómo podemos cumplir este mandato que Jesús estaba explicando a los líderes religiosos? Jesús es bien claro al decir que el Señores el único y verdadero Dios y nuestro amor debe ser dedicado a Él con nuestro corazón, alma, mente y fuerza. Básicamente lo que Él nos dice es ama a Dios con todo tu ser. Y rinde tu vida completamente a Él. La segunda parte de este versículo es ama a tu prójimo como a Ti mismo, ahora esto puede ser difícil pero no imposible. Amar y aceptar a la gente puede ser dificultoso a veces porque podemos juzgarlos cuando no piensan, actúan o inclusive no se parecen a nosotros.Pero está claro en Su palabra que debemos amarnos los unos a los otros y cuando hacemos esto demostramos que somos hijos de Dios. Estoy segura de que no soy la única que batalla con esto algunas veces. Cuando tengo esta actitud hacia otrosy no me siento amorosa oró por un cambio de corazón oró y pido amor, compasióny aceptación para esas personas por las cuales Jesús murió al igual que por Mí.Recordando que Él me mira con amor, compasión y acepta mis imperfecciones.Si permanecemos en Él podemos amar diariamente a los demás. Amar a Dios y a nuestro prójimo es nuestro llamado. Todo lo que debemos hacer es pedirle su ayuda. Él es fiel para perfeccionarnos en su amor.Poderoso Dios ayúdame a amar como Tú amas.


-Carolina Pflücker

33 views0 comments

Recent Posts

See All