Esperando Mi Turno





Bueno es Jehová a los que en él esperan. Lamentaciones 3:25

Aunque la visión tardará aún por un tiempo. Mas se apresura hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare espéralo, porque sin duda vendrá, no tardará.

Habacuc 2:2-3


No me gusta esperar. Estoy suscrita a un servicio para que la mayoría de las cosas que compro por internet me lleguen en uno o dos días. Cuando quiero comprar comida o café, ordeno mientras voy en el carro para llegar y que ya esté listo. Hoy en día algunas tiendas tienen la opción de recoger cosas en el carro, hago la orden mientras voy de camino y espero menos de 5 minutos y ya tengo lo que ordené. ¡Es la solución perfecta! Conveniencia para combatir mi impaciencia. ¿Cuántas veces has hecho fila y esperado mucho tiempo? Yo lo he hecho y me desespero mientras espero mi turno. Hay cosas en la vida que requieren tiempo, procesos que son muy tardados y se sienten como esa fila interminable de la tienda. La Palabra de Dios nos dice que todo tiene su tiempo, también dice que no nos cansemos de hacer el bien y que nuestro milagro llegará.

No tarde, no temprano, sino justo a tiempo. Te animo a buscar de Dios y buscar de su Presencia mientras esperas tu turno. Recuerda que Dios es bueno.

¡Dios te bendiga!


-Evelyn Gastelum

115 views0 comments

Recent Posts

See All