Brilla y guia como las estrellas



Lo que brilla no solo capta nuestra atención, también puede dar luz y guiar.

Las estrellas en una noche oscura lucen radiantes y bellas y entre más profunda la oscuridad más resaltan ellas. Dios en su Palabra nos dice que hizo los cielos con entendimiento y las estrellas las hizo para señorear en la noche.

“Al que hizo los cielos con entendimiento, Porque para siempre es su misericordia.

La luna y las estrellas para que señoreasen en la noche, Porque para siempre es su misericordia.”

Salmos 136:5,9 RVR1960

Las estrellas al señorear y brillar en una inmensa oscuridad, nos recuerdan que el amor de Dios, su misericordia, gracia y favor son para siempre, incluyendo los momentos más tenebrosos de nuestra vida. Cada estrella como nosotros tiene un nombre, propósito, brillo diferente y es singular. Su propósito sobre la Tierra aparte de señorear es brillar y guiar en la densa oscuridad.

“Una es la gloria del sol, otra la gloria de la luna, y otra la gloria de las estrellas, pues una estrella es diferente de otra en gloria.”

1 Corintios 15:41 RVR1960


“Él cuenta el número de las estrellas; A todas ellas llama por sus nombres.”

Salmos 147:4 RVR1960


Una estrella guió a los magos y paró exactamente en donde estaba Jesús. Los que lo andaban buscando apasionadamente lo encontraron, produciendo así gran gozo en sus corazones. Hoy por hoy, nos hemos multiplicado tal como se le prometió a Abraham, y cada uno puede brillar donde hemos sido colocados.


“Acuérdate de Abraham, de Isaac y de Israel tus siervos, a los cuales has jurado por ti mismo, y les has dicho: Yo multiplicaré vuestra descendencia como las estrellas del cielo; y daré a vuestra descendencia toda esta tierra de que he hablado, y la tomarán por heredad para siempre.”

Éxodo 32:13 RVR1960


La luz de una estrella no es propia, proviene de un astro mayor, así nosotros, nuestra luz no es propia proviene de Dios. Cuando las estrellas no brillan ni aparecen, sobre todo en una gran tempestad, la gente puede sentirse desesperanzada y perderse de llegar a su destino. Amigos, el Mundo está en oscuridad, ¡es tiempo de brillar!


Señor, que hoy nuestras vidas brillen con tal intensidad, en este tiempo tan tenebroso y oscuro, que cuando alguien pregunte: ¿Donde está el Rey? podamos guiar al extraviado, aturdido, desesperado, perdido, solitario, abandonado, necesitado, afligido, sediento, despreciado a los pies de Jesús.


“Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad.”

Daniel 12:3 RVR1960


-Ivonne Marin

72 views0 comments

Recent Posts

See All