¿Quieres bendición?


¿Están ustedes dispuestos a obedecer?

¡Comerán lo mejor de la tierra!

Isaías 1:18-19


Con toda promesa siempre existe una responsabilidad. La condición aquí es que debemos negarnos al pecado, el huir de todo lo que entristece a Dios y nos mantiene alejados de poder experimentar una vida abundante en él. Es un llamado a escucharlo y dejarlo dirigir nuestras vidas. Él sabe que es lo mejor para nosotros y como resultado podremos comer lo bueno de la tierra. ¿Qué es lo bueno de la tierra? Es todo lo que Dios nos ha dado para disfrutar, provisión, alimentos, matrimonio, familia, un techo, libertad. Esto tiene que ver con lo material y también lo espiritual.


Nuestra obediencia a Dios nos traerá prosperidad física y espiritual. Su palabra nos dice que Él nos ha dado la libertad de elegir y está en nosotros el poder elegir entre vida o muerte, bendiciones o maldiciones, así que escoge una vida de obediencia para que tu descendencia viva una vida próspera. Como resultado nuestros hijos y generaciones podrán beneficiarse y disfrutar las bendiciones de nuestra obediencia. Ahora una vida que se rinde a Dios no es necesariamente una vida perfecta, pero si una vida segura en El dónde podemos vivir en paz.


El arrepentimiento nos traerá frescura y brindará un avivamiento a nuestra alma. ¿Qué área de tu vida necesita hoy un avivamiento? ¿Podrá tal vez ser la relación con tu hijo? o ¿Tu matrimonio? el caminar en obediencia nos llevará más cerca de su corazón y seremos más sensibles a su presencia. El arrepentimiento nos traerá gratitud y con gratitud podremos disfrutar su bondad. No es muy tarde para recibir sus bendiciones, si tú lo deseas él té espera. Dice su palabra si tú te acercas a él, él también se acercará a ti.


-Carolina Pflücker

60 views0 comments

Recent Posts

See All