¡Mujer, corazón valiente!

Busqué a Jehová, y él me oyó y me libró de todos mis temores.

Salmo 34:4

Busqué a Jehová, y él me oyó y me libró de todos mis temores.

Salmo 34:4

Al escribir el título de este devocional, “Mujer,

corazón valiente”, vienen a mi mente varias mujeres, en su mayoría con diferentes temperamentos y personalidades, pero algo muy en común, transformaron su corazón de temor a un corazón valiente. Y me pregunto, ¿cuál será el secreto de mujeres y hombres en la Biblia que lograron vencer el temor, aún en medio de sus circunstancias en contra? David nos muestra uno de esos ‘secretos a voces’ que toda persona debe saber, la clave principal para vencer el temor es: La oración, y es ahí cuando la petición ante Dios se activa, con nuestra acción. David llegó a conocer muy de cerca el temor, y en varias ocasiones. Una de tantas fue cuando temió por su vida ante Abimelec. (1 Samuel 21:12). Y como respuesta de Dios ante la petición de David y resultado de su acción, Jehová una vez más le otorga la victoria. Es ahí cuando escribe Salmo 34. Todo temor que había en él se desvaneció. Dios conocía exactamente el corazón de David y lo que parecía su fin era en sí el inicio donde se escribiría un nuevo comienzo en su vida, sin él imaginar que Dios lo estaba preparando para ser el futuro rey de Israel.

¿Cuántas veces hemos estado en esos momentos donde aparentemente lo hemos perdido todo? al menos lo que para nosotras representaba o aún representa valor en nuestra vida.


Quiero compartirte uno de los momentos más grises en mi vida y que mi corazón se llenó de mucho temor. Fue cuando tuve que enfrentar la muerte repentina de mi papá, quien fue un gran médico, esposo y padre, hombre a quien aún amo y admiro. Recuerdo que estaba sentada en el auto me temblaban las piernas y llegué a desmayarme por segundos; me atemorizaba enfrentar la realidad que me esperaba al momento de cruzar la frontera en mi camino de California a México. Fue el momento donde mi cielo se pintó de gris, todas las circunstancias estaban en contra y causaban en mi corazón mucho temor. Aún bajo esas circunstancias decidí buscar a Dios en oración y le pedí que me diera un corazón valiente para enfrentar físicamente lo que me esperaba por enfrentar. Ahora, después de casi dos años, vuelvo atrás a los recuerdos y puedo decir sin titubear: No me cabe duda... Dios estuvo ahí conmigo en todo momento.


Estoy segura de que tú has vivido momentos que ahora son prueba viva de que Dios estuvo ahí contigo. ¿Qué te hace pensar que hoy él no hará lo mismo por ti? Cual sea las circunstancias que estés viviendo, si buscas a Jehová, Él te oirá y te librará de todo temor. La oración con la acción va de la mano, y sin duda Dios te ha escuchado. En Isaías 43:1-3. Dice “No temas, porque yo te he redimido. Te he llamado por tu nombre; tú eres mía. Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y cuando pases por los ríos, no te inundarán. Cuando andes por el fuego, no te quemarás ni la llama te abrasará. Porque yo soy el SEÑOR tu Dios, el Santo de Israel, tu Salvador.

¡No temas y sé valiente!


Ahora, te reto a que cuando vuelvas a pensar en mujeres de corazón valiente, sepas que entre ellas ¡estás Tú!


Hablemos con Dios...

Padre celestial, vengo delante de ti a pedirte por el corazón de mi hermana que está leyendo este devocional, ¡te pido que transformes su corazón con temor a un corazón valiente! Que tenga la confianza de buscarte y la seguridad de que tú la escucharás, y sea cual sea tu respuesta Dios, ella tenga paz de que todo en su vida obra para bien, porque así sucede para los que te buscan y te aman. Amén


Susy Robles

297 views0 comments

Recent Posts

See All