Hijos diseñados con propósito.


Hay una belleza natural para mí en la palabra “diseño”. Su significado podría apuntar a algo tan creativo como el arte o la música o podría estar describiendo algo tan funcional como una mesa, un estante o un edificio. Ambos significados son necesarios y hermosos. La belleza radica en cumplir su propósito; porque tanto el arte o una canción encuentra su verdadera belleza, aun cuando solo palabras no pueden transmitir nuestras emociones y una mesa cuenta su historia cuando está rodeada de personas llenas de amor y experiencias. Entonces, así como el carpintero diseña una mesa y el compositor crea una canción, Dios ha diseñado maravillosamente a nuestros hijos con propósito y destino.

Como cristianos compartimos un destino y un propósito, pero como individuos estamos diseñados de manera única, equipados con fortalezas y dones para ayudarnos a ser personas efectivas en este mundo, así como colaboradores del Reino de Dios. Cuando como padres somos capaces de reconocer esas cualidades, que son únicas en el tejido y el diseño de nuestros niños, seremos más efectivos para ayudarlos a convertirse en la mejor versión de sí mismos y en lo que Dios destinó para sus vidas.


Ningún podcast, seminario, o libro nos puede preparar completamente para ser buenos padres. La verdad es que no hay un manual escrito y estandarizado sobre cómo criar con éxito a nuestros hijos, porque cada uno es diseño único, y solamente el diseñador, nuestro creador, es quien realmente puede guiarnos en nuestro viaje de crianza.

Dependamos de DIOS diariamente, vivamos una vida de ejemplo y disfrutemos cada etapa de la vida de nuestros hijos.


Diane Meza


95 views0 comments

Recent Posts

See All