DUEÑO DE MIS SUEÑOS


Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.

Jeremías 29:11


La otra vez estaba limpiando mi armario y de repente vi una blusa que me encanta, ¡había olvidado que la tenía! Hacía años que no la usaba así que la lavé y me la puse unos días después. Lo mismo sucede con nuestras metas y sueños, a veces estamos tan ocupadas con la vida cotidiana que las dejamos arrumbadas en el olvido.


¿Qué quieres ser cuándo seas grande? Es una de las preguntas más frecuentes que le hacemos a los niños. Me encanta ver sus caritas llenas de ilusión y respuestas como: astronauta, doctor, artista y muchas cosas más. Sin embargo, con el paso de los años, esos sueños se van difuminando hasta que quedan en el olvido.


El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. · Juan 10:10


¿Qué/quién robó tu sueños? El engaño, angustia y, uno que me afectó a mí mucho tiempo, el MIEDO.

Miedo al “qué dirán” y miedo de fracasar. El enemigo desea matar y destruir tus sueños. Dios quiere que tengas vida en abundancia y vivas tus sueños, recuerda que Sus planes para tu vida son Buenos (Jeremías 29:11).


Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo. Isaías 41:13


Este nuevo año, recuerda que Dios siempre está contigo, que eres Su hija y caminas de Su mano.

Mientras hagas la limpieza, no olvides desempolvar algunos sueños que tengas en tu corazón. Dios quiere glorificarse en tu vida.


-Evelyn Gastelum

80 views0 comments

Recent Posts

See All